Critica: “[REC] 2”

Publicado: octubre 3, 2009 en Cine, Críticas

rec2-poster

T.Original: “[REC] 2”
Año: 2009
Dir.: Jaume Balagueró y Paco Plaza
Int.: Jonathan Mellor, Juli Fàbregas, Pep Molina, Manuela Velasco

AVISO: SPOILERS

No parece la cinematografía española muy predispuesta al cine de género en general, y al de terror en particular (más allá de las peripecias de Paul Naschy). De ahí que, cuando hace un par de años, la película española más taquillera del año fuera “El Orfanato”, a más de uno le pillara por sorpresa; sin embargo, fue todavía más sorprendente ver cómo una peliculita surgida de la Filmax (probablemente la única productora de nuestro país que apuesta en serio por el cine de género), rodada con cuatro chavos, sin actores conocidos y sin demasiadas pretensiones, se llevaba la corona de sleeper del año, arrastrando a las masas a los cines gracias al bendito boca-oreja, y conquistando de paso unos cuantos Goya, y un remake americano, más bien descafeinado y con poca gracia (como suele pasar siempre en estos casos). Era evidente, pues, que la secuela no podía tardar mucho en caer. Que yo recuerde, no ha habido muchas secuelas en el cine español, más allá de las de “Torrente” y alguna cosa más que mejor será olvidar. Y, como todas las secuelas, “[REC] 2” cojea en un aspecto fundamental. Pero seamos benevolentes y empecemos por las cosas buenas, que las tiene, y muchas.

Como ya se ha dicho, “[REC] 2” empieza unos minutos después de acabar la primera, cuando un grupo de GEOS y un doctor enviado por el Ministerio de Sanidad se adentran en el edificio de Rambla Catalunya para averiguar qué ha sucedido allí. Evidentemente, Balagueró & Plaza no podían empezar de cero otra vez, porque ahora el público ya sabe de qué va la cosa; en lugar de eso, los dos directores han optado por dar pie a la acción, tanto que en algún que otro momento parece que estemos más delante de algún shooter (¿alguien ha dicho “Resident Evil”?), que de una película, y menos de una película española. A ello contribuyen una magnífica puesta en escena, unos actores espléndidos en general (ojo a Jonathan Mellor y a Ariel Casas) y una dirección tan ágil como habilidosa: el uso que Balagueró & Plaza hacen del fuera de campo es, sencillamente, extraordinario (y estoy pensando en el momento en el que Owen, Fernández y Rosso se encuentran con la pequeña Jennifer, y las consecuencias que ello conlleva). La aparición, ya no tan sorpresa, de Manuela Velasco, queda resuelta más que satisfactoriamente, y es de lo mejor de la película: la buena de Ángela Vidal se nos aparece aquí como una mezcla entre la teniente Ripley (sobre todo por una escena concreta, que consigue arrancar el aplauso generalizado de la sala) y la reina alien, y que cada uno saque sus propias conclusiones de por qué. Todo ello, además, hilado con un humor negro, negrísimo, que, sin perder la complicidad con el espectador, no lo fuerza a ponerse necesariamente de parte de los protagonistas.

Porque, si una cosa me ha sobrado de “[REC] 2” han sido, precisamente, algunos de los protagonistas. Concretamente, los tres niñatos adolescentes a los que, sin comerlo ni beberlo, deciden meter en el edificio. Por qué Balagueró & Plaza han querido meter tres personajes tan soberanamente insoportables es algo que no alcanzo a comprender, pero juro que cuando uno de ellos recibe un hostión he acabado aplaudiendo, y creedme, no he sido la única. Porque a los 30 segundos de que aparecieran en pantalla los tres lerdos, yo ya estaba de parte de las hordas zombies.

Otra cosa que tampoco me acaba de convencer es la introducción, a saco, del elemento religioso. Sugerido ya en “[REC]”, aquí lo explotan de mala manera. Y aunque en ocasiones queda francamente bien (la relación de Owen con la Niña Medeiros es una referencia  más que evidente al padre Merrin y Pazuzu en “El Exorcista”, película a la que “[REC] 2” homenajea más de una vez), en otras roza lo absurdo (ese rosario capaz de detener a un zombie/infectado/poseído/loquesea), por no decir que peca, como ya apuntaba antes, de lo peor que suelen pecar las secuelas: de intentar explicar las cosas, de darles un origen a todas luces innecesario, porque la ignorancia de qué caray estaba pasando en ese ático era una de las mejores bazas de “[REC]”.

En cualquier caso, no es “[REC] 2” una mala película; simplemente, como se suele decir en estos casos, “la primera era mejor”. Indudablemente mejor. Eso sí, una última recomendación: idla a ver al cine en sesión nocturna, con el cine lo más lleno posible, y procurad conectar con el espíritu general de gente dispuesta a chillar, saltar, reír y aplaudir. Esto es un enorme tren de la bruja, y nosotros, niños creciditos dispuestos a pasar un viaje lo más terrorífico posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s