Crítica: El Hombre Lobo

Publicado: febrero 14, 2010 en Cine, Críticas

T.Original: “The Wolf Man”
Año: 2010
Dir.: Joe Johnston
Int.: Benicio del Toro, Anthony Hopkins, Emily Blunt, Hugo Weaving, Geraldine Chaplin

Bueno, a ver cómo empiezo yo esto… Partamos de la base de que tanto Benicio del Toro como Anthony Hopkins son dos actores que me gustan mucho, y que, además en el caso de Benicio, es un tipo que me cae especialmente bien. Que quede claro que no hay animosidad ni inquina personal en mis palabras. Y dicho esto, pasemos a lo que nos ocupa: “El Hombre Lobo”, o una película que no hay por dónde pillarla.

“El Hombre Lobo”, versión 2010, remake de la película de 1941, lo tenía todo para ser una película sumamente interesante: un reparto de campanillas, un equipo técnico de cinco estrellas (encabezado por el sacrosanto Rick Baker) y una historia que, aunque sobada, podía resultar todavía atractiva para el público. Lamentablemente, un incomprensible reguero de imprevistos, casualidades, metidas de mano y bajadas de pantalones en general han convertido lo que podía ser una más que decente revisión del mito del licántropo en una película pobre, en ocasiones risible y a ratos francamente irritante.

Empecemos por lo más obvio: Joe Johnston (que sustituyó al inicialmente previsto Mark Romanek) es, lisa y llanamente, un pésimo director de actores. Es incomprensible que, teniendo en sus manos a actores de la solvencia de Del Toro, Hopkins o Weaving, veamos a todos ellos -quizás con la excepción de Weaving- actuar con una apatía y una sosez inenarrables; algo que resulta especialmente obvio en el caso de Anthony Hopkins, quien está ahí porque le pagan y cuya desgana se contagia incluso a Camilo García, el doblador habitual de Hopkins. Resulta muy desconcertante ver al otrora genial Hopkins de “El Silencio de los Corderos” o “Drácula de Bram Stoker” pasearse por los páramos con cara de “a ver si me dan el cheque ya, que quiero irme a mi casa”. Sin llegar a los extremos de éste, Benicio del Toro está muy poco convincente, y pega en la Inglaterra victoriana tanto como Pocoyó en una porno. El único que tiene asumido dónde está y de qué va la cosa es Hugo Weaving, cuyo personaje, seamos honestos, tampoco da para más de lo que vemos. De Emily Blunt mejor no hablo, porque sigo sin entender qué le ven a semejante sosa: la muchacha se pasea con su cara de eterno hastío, siendo capaz de aburrir al espectador incluso más que en “La Reina Victoria”, si es que eso es posible.

Pero si algo hace de “El Hombre Lobo” una mala película es, sin lugar a dudas, el montaje. Creo que han metido mano hasta tres montadores diferentes, y diría que cada uno de ellos ha empeorado el material un poquito más. Los primeros 25 minutos de la película no tienen solución de continuidad: las cosas pasan una detrás de otra, los personajes aparecen y desaparecen de escena sin comerlo ni beberlo y los cortes entre escena y escena son meros hachazos que parecen hechos al azar. Esto mejora a partir de la segunda mitad de la película, pero sólo lo justito para que la película se haga un poco más visionable de lo que era hasta entonces, pero sigue siendo uno de los peores montajes cinematográficos que he visto en mucho, mucho tiempo.

Menos mal que técnicamente resulta, en general, bastante digna: las transformaciones de Benicio del Toro en licántropo son considerablemente decentes -no sucede lo mismo con la transformación del otro hombre lobo de la película-, y la atmósfera de universo gótico victoriano está más que lograda, merced al diseño de producción de Rick Heinrichs (que, a pesar de todo, no está a la altura de, por ejemplo, “Sleepy Hollow”), el diseño de vestuario de Milena Canonero (la mujer tras los diseños de “Barry Lyndon” o “María Antonieta”, entre otras) y a la fotografía en tonos plomizos de Shelly Johnson. No puede decirse lo mismo de la apagada y aburrida partitura del habitualmente excelente Danny Elfman, con momentos en los que la imitación del soberbio score de Wojciech Kilar para “Drácula de Bram Stoker” canta cual almeja malaya.

En general, “El Hombre Lobo” resulta una película decepcionante y en extremo frustrante para quienes deseábamos ver una revisión gótica, victoriana y oscura del mito, cuyo único aliciente es volver a ver en pantalla a Benicio del Toro, a quien no veíamos desde el díptico “Che” (otro proyecto personal fallido del actor puertorriqueño), y que nos deja preguntándonos qué hubiera sido capaz de hacer Tim Burton con semejante material de partida.

Anuncios
comentarios
  1. Cristian dice:

    La verdad cuando vi la pelicula me gusto, pero me fui con la sensacion de pudo haber dado mucho mas de lo que dio lo que es una verdadera pena.

  2. Cristian dice:

    Ahora me quedo con la duda de que hubiese pasado si la dirigia Tim Burton o John Landis de “Un hombre lobo en londres” una de las mejores peliculas sobre este genial mito.

  3. thereisalwayssoma dice:

    Creo que a pesar de leer y releer opiniones negativas, le daré una oportunidad e iré al cine a verla.

  4. wurtz3l dice:

    Dale la oportunidad, siempre es mejor valorar las cosas por uno mismo. De hecho, yo fui a verla habiendo leído críticas negativas. Ya me dirás qué te ha parecido 😉

  5. yaid dice:

    pues yo le tenía ganas, pero ahora ya me dais qué pensar… de todas maneras la veré (con la de pelis chungas que veo, una más no se notará)
    ^^

  6. Maiky dice:

    Estoy totalmente deacuerdo en todos los aspectos de la crítica,aunque he de decir que los primeros 30 minutos me hicieron pensar que estaba ante algo prometedor,pero la verdad,es como cuando abres una bolsa de pipas con muchas ganas y al morder la primera te das cuenta de que están rancias…

  7. wurtz3l dice:

    Sí, así me sentí yo también cuando la vi…

  8. Raul dice:

    La pelicula tiene al inicio un drama muy interesante pero creo que por los tiempos de 100 min. no se pudo dar un Final interesante y mejor, muy vaga la actuación de Hopkins le falto al personaje la crueldad que supuestamente querian darle, sinceramente esperabamos una pelea mas interesante entre Hugo Weaving y Benicio del Toro que nunca se dio y la muerte del Hombre Lobo al Final se vio que le hacia falta algo mas emocion, suspenso, todos en la sala de cine salimos como que la pelicula nunca ofrecio las expectativas iniciales. Yo creo que cuando es necesario mas tiempo para ofrecer algo de calidad al espectador deben los directores convencer a los estudios en sacrificios economicos para dejar un legado de pelicula, espero que Robin Hood no vaya ser otro fiasco de pelicula.

  9. Ricardo dice:

    Pues yo so creo saber lo que hubiese sido de todo esto en manos de Tim Burton: una más de sus sadomasoquistas cintas, con una estética personal indiscutible pero que detesto profundamente, un guión funerario-hallowenniano y una puesta en escena risible (¿nadie se acuerda de los patéticos chimpancés de «El Planeta de los Simios», ese infumable remake del indivíduo en cuestión?). De modo que cuando alguien critica destructivamente la cinta comparándola con el buen hacer (¿?) de Burton tengo claro que debe de ser una muy buena película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s