La Quiniela de los Oscar 2009

Publicado: marzo 1, 2010 en Cine, Premios

Pues de nuevo llega el momento de hacer la quiniela para los Oscar de este año y, de nuevo, voy a utilizar el formato del año pasado: comentar qué creo que va a ganar, y qué me gustaría que ganase. Y como este año se dan circunstancias especiales (diez películas nominadas en la categoría principal, ex matrimonios dispuestos a arrancarse las tripas uno a otro, patéticas actrices con una flor en el culo…) ya os digo que he incluido un par de empates en esa segunda parte de la quiniela. Y que sea lo que la Academia quiera.

MEJOR PELÍCULA ANIMADA
Qué va a ganar: “Up”
Porque es territorio Pixar desde hace años (la factoría de John Lasseter ha ganado el premio en esta categoría en cuatro de las ocho ocasiones en que se ha entregado, contando con que no fue nominada en 2002 ni en 2005). Y porque ha arrasado por donde ha pasado -los Annie Awards, o premios del cine animado, fueron los últimos en sufrir el huracán Up-, hasta el punto de haberse convertido en la segunda película animada de la historia que compite en la categoría de Mejor Película (casi 20 años después de que lo hiciera “La Bella y la Bestia”, motivo por el cual se creó esta categoría. Poco más hay que decir al respecto…

Qué debería ganar: “Up”
Porque, además de todo lo arriba mencionado, hay que añadir que “Up” es una auténtica maravilla, un prodigio de sensibilidad (que no sensiblería) y buen gusto cinematográfico, escrita y dirigida con mano maestra. Es la enésima prueba que Pixar nos da de que el cine animado no es exclusivo para niños, y que, aún así, no tiene por qué tratar a los pequeños como si fueran idiotas. Si a todo ello le sumamos el que probablemente es el mejor villano del año (Charles Muntz), y la maravillosa, extraordinaria banda sonora de Michael Giacchino -que ganará el Oscar si hay justicia-, nos encontramos, probablemente, ante la mejor película del año.

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

Qué va a ganar: “La Cinta Blanca” (Alemania)
Ganó en Cannes, ganó en los Globos de Oro y todo el mundo habla maravillas de ella. La última película de Michael Haneke es el caballo ganador de la categoría, sobre todo porque es la más conocida de las cinco nominadas. Ni “El secreto de sus ojos”, ni “La teta asustada” han tenido apenas repercusión en Estados Unidos, a diferencia de lo que sí ha hecho “La Cinta Blanca”. Que, por lo demás, es la película más agradable a ojos americanos de las que ha hecho Haneke, porque no me imagino a la Academia nominando cosas como “Funny Games” (la original, se entiende) o “La Pianista”. Un apunte: ojo a la francesa “Un Profeta”; podría amargarle la noche a Haneke.

Qué debería ganar: “La Cinta Blanca” (Alemania)
Porque quien esto suscribe es una enciedida admiradora de la obra de Michael Haneke, a pesar de lo mal que me lo hizo pasar con “La Pianista”. Y porque “La Cinta Blanca” me parece un magnífico estudio de la maldad humana en general (algo con lo que Haneke está francamente obsesionado), y de la maldad germánica en particular, un tema que, desde la caída del régimen nazi, pocos cineastas alemanes se han atrevido a tocar, más por vergüenza de lo que hicieron sus padres y abuelos que por falta de ganas, creo yo.

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

Qué va a ganar: “Up in the Air”, de Jason Reitman y Sheldon Turner
Porque Jason Reitman es el caso más escandaloso de enchufismo que ha vivido Hollywood en los últimos años. “Up in the Air” no es mala película, pero no le llega ni a la suela de los talones a “District 9”; sin embargo, al igual que sucedió con “Juno” -probablemente una de las películas más irritantes que he visto en mucho tiempo-, está siendo sobrevalorada de una manera impresionante. Me pregunto si pasaría igual de ser Reitman un mindundi en lugar del hijo del director de “Cazafantasmas”. Sólo una cosa me alegra: ver cómo se las apañan Reitman y Turner para recoger el Oscar en armonía, habida cuenta de que hay una demanda judicial de por medio con respecto a la autoría del guión. Morbillo…

Qué debería ganar: “District 9”, de Neill Blomkamp y Terri Tatchell
Porque, de lejos, es la mejor de las nominadas (no he visto “In the loop”, así que la excluyo); si bien tiene ciertos fallos, hace gala de una sensibilidad a veces impresionante, a la vez que goza de algunas de las mejores secuencias de acción del año (¡ese momento mecha!). Además, adapta de manera francamente estupenda “Alive in Jo’Burg”, el corto original de Neill Blomkamp. Éste y Tatchell lo tienen difícil, ya que seguramente si alguien puede hacer que “Up in the Air” pierda, ésa es la facilona “Precious” (porque sí, me parece soberanamente facilona). Eso sí, no dudéis que volveremos a ver a Blomkamp nominado. Sólo esperemos que no se cruce con otro enchufado…

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

Qué va a ganar: “Malditos Bastardos”, de Quentin Tarantino
Porque hace años que la Academia tiene muy abandonado a Tarantino y, ya que “Up in the Air” (que ganó el Globo de Oro) compite en otra categoría, y que James yaya Cameron no ha llegado hasta aquí, es de recibo que el tito Quentin suba este año al escenario a recoger su Oscar. Además, es la película más salvajemente divertida y malvada que he visto este año. Eso sí, que se ande con ojo Tarantino, porque esta categoría ha sido alguna que otra vez territorio Pixar, y “Up” puede dar la campanada y dejarle compuesto y sin Oscar. No me desagradaría que ganara esta última, pero preferiría que fuera el de Tennessee el que lo consiguiera.

Qué debería ganar: “Malditos Bastardos”, de Quentin Tarantino
Por todo lo arriba dicho, y porque, puestos a elegir una película de guerra (que es la temática de tres de las cinco nominadas), la propuesta de Tarantino es la más entretenida, la más salvajemente divertida y la que menos en serio se toma a sí misma. Que Hollywood se pone a veces demasiado trascendental con esto de la guerra, y un cierto punto de sátira no viene mal ante tanta desgracia humana. Y, además, por haber tenido el valor de cambiar la Historia y que no sólo no nos rasguemos las vestiduras, sino que nos hayamos partido de risa con ello…

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Quién va a ganar: Mo’Nique, por “Precious”
Porque ha ganado todo lo que podía ganar, y el Oscar no se va a quedar en el tintero. Además, parte con un personaje oscarizable: una villana extrema, tan cruel y malvada que provoca el rechazo absoluto desde su primera aparición en pantalla, y que, a la vez, es alguien tan humano que no podemos evitar sentir curiosidad sobre por qué hace lo que hace. Y, sin embargo, me parece también un papel previsible, sin ninguna de esas aristas que le han querido ver los que defienden la película, y que está ahí sólo para enfatizar lo buena y sufridora que es la pobrecita Precious. Probablemente, una de las actuaciones más sobrevaloradas del año.

Quién debería ganar: Anna Kendrick, por “Up in the Air”
Porque fue lo que más me gustó de una película que, en general, me dejó bastante indiferente. Su retrato de una trepadora que resulta tener más escrúpulos y sentimientos de los que a ella misma le gustaría me resultó excelente: esperas contínuamente el momento en que sacará el puñal y se lo clavará en la espalda al pobre George Clooney, incluso cuando sabes que no va a ser así. Además, aparte del propio Clooney, es la mejor del reparto, bastante por encima de Vera Farmiga, otra actriz a la que encuentro sobrevalorada en extremo.

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Quién va a ganar: Christoph Waltz, por “Malditos Bastardos”
Porque sí. Y punto. Porque es el mejor de los actores de la película, y el mejor de la lista de nominados (con permiso de Matt Damon). Porque ha bajado de su Austria natal (no sabemos si de los Alpes) para conquistar Hollywood con su mezcla de mala uva y encanto, puramente europeos. En una noche llena de villanos premiables (hasta cuatro hay, repartidos por las dos categorías de secundarios), el coronel Hans Landa es, de lejos, el más memorable. Tarantino tiene un ojo especial para descubrir talentos (o para rescatarlos del olvido), y Christoph Waltz es el más brillante de ellos (con perdón de Uma Thurman).

Quién debería ganar: Christoph Waltz, por “Malditos Bastardos”
Es que poco más hay que decir sobre el tema: la de Christoph Waltz es la mejor interpretación del año, y sólo la extrema coralidad de la película de Tarantino ha impedido que pueda ser promocionado como Mejor Actor Protagonista. En un reparto plagado de interpretaciones notables (empezando por Mélanie Laurent -injustamente olvidada-, y terminando por el grupo de bastardos al completo), Waltz se los come a todos sin piedad. Y es que, a pesar de ser un cabronazo de primera, no puedes evitar cogerle cariño a Hans Landa.

MEJOR ACTRIZ

Quién va a ganar: Sandra Bullock, por “The Blind Side”
Porque, para desgracia de la profesión actoral, la Bullock parece haber caído en gracia este año. Parto sin haber visto todavía “The Blind Side”, pero, valorando las anteriores interpretaciones dramáticas de Sandy (cosas como “Crash” o la infumable “Asesinato… 1,2,3”), no estamos precisamente ante la nueva Katharine Hepburn. Su inefable sonrisa de “pizpireta” (que siempre me ha resultado extremadamente falsa) se transmuta, cuando hace papeles dramáticos -o así-, en un rictus de cara de palo que hace que Keanu Reeves parezca Jim Carrey. Aparte el hecho de que, en general, y con contadísimas excepciones (de las que ahora sólo puedo recordar “Mientras dormías”), me parece una de las peores actrices que ha dado Hollywood en mucho, mucho tiempo. Aunque bueno, igual me equivoco y su trabajo es una clase magistral de interpretación que va a entrar por la puerta grande en los anales de la historia del cine… No, creo que no.

Quién debería ganar: Carey Mulligan, por “An Education”
Porque elegir quién me gustaría que ganase entre las nominadas de este año está muy difícil. La cansina de Meryl Streep (a la que nominan por cualquier cosa que haga, aunque sea leer la lista de la compra) debería tener su propia categoría y dejar de ocupar un lugar en esta; Helen Mirren ya tiene un Oscar, y sería difícil que haya repetido una actuación tan memorable como la de “The Queen”; y de la Bullock ya he dejado claro lo que opino. Así pues, entre el extremismo de Gabourey Sidibe (cuyo personaje en “Precious” está diseñado para despertar la compasión del espectador y la exaltación del académico gafapasta), y la elegancia de Carey Mulligan (cuya presencia es, de lejos, lo mejor de “An Education”), me quedo con esta última.

MEJOR ACTOR

Quién va a ganar: Jeff Bridges, por “Corazón rebelde”
Porque, en un año en el que las categorías interpretativas están más cantadas que nunca, la de Mejor Actor no es una excepción. Jeff Bridges ha ganado todo lo habido y por haber, y a día de hoy nadie duda que vaya a ganar también el Oscar. Además, hay que reconocer que va siendo hora de que se otorgue al veterano Bridges (que ha sido nominado a la estatuilla cinco veces -sí, sí, incluyendo “Starman”-, sin ganarla nunca) el reconocimiento que merece, que en estos casos el premio va de eso y no de lo buena que pueda ser su interpretación.

Quién debería ganar: Morgan Freeman, por “Invictus”
Porque servidora siente debilidad por el maestro Freeman, posiblemente uno de los mejores actores vivos que hay hoy día. Y sus asociaciones con Clint Eastwood son simplemente extraordinarias. En “Invictus”, no es que Freeman interprete a Nelson Mandela, es que se ha transmutado en él (posiblemente era el único actor que podía hacerlo): su trabajo es la razón de ser de la película, el eje vertebrador de toda la historia, sin el cual de nada hubieran servido ni el talento de Matt Damon (a sus pies siempre), ni el buen hacer de Clint Eastwood (lo mismo). Aunque es imposible que le vayan a dar un Oscar sólo cuatro años después de haberlo ganado por “Million Dollar Baby” -su anterior colaboración con Eastwood-, mis ánimos están con él.

MEJOR DIRECTOR

Quién va a ganar: Kathryn Bigelow, por “En tierra hostil”
Porque en 82 años ninguna mujer ha ganado el Oscar en la categoría de dirección, y ya va siendo hora de que eso cambie. Y si alguien puede bajarle los humos a James yaya Cameron, esa es su ex señora, la única mujer en Hollywood capaz de dirigir una película de acción tan bien como cualquier hombre. Es cierto que las apuestas empezaron apuntando a Cameron como ganador, pero sus posibilidades se desinflan a medida que se acerca la ceremonia, y es que “Avatar” es una película que podrá presumir de muchas cosas, pero ciertamente ninguna de ellas es una excelsa dirección o unas interpretaciones notables. A pesar de todo, ojito con la yaya, porque aún puede dar la campanada y jorobarle el plan a Mrs.Bigelow.

Quién debería ganar: Kathryn Bigelow, por “En tierra hostil”/Quentin Tarantino, por “Malditos Bastardos”

El primer empate de la quiniela. Por un lado, ni que decir tiene que estoy contentísima con la posibilidad, cada vez más certera, de que una mujer gane por fin el Oscar al Mejor Director (Directora, en este caso). Y si encima le patea el culo al chuloputas de Cameron, mejor que mejor. Además, es que “En tierra hostil” es una de las mejores películas bélicas que se han hecho en los últimos años, tiene unas interpretaciones estupendas (aunque salga Evangeline Lilly) y un ritmazo atronador que deja en pañales a “Avatar”. Pero es que…
Pero es que, por otro lado, está Dios. O lo que es lo mismo, Quentin Tarantino. A pesar de un par de notorios tropezones en su relativamente breve carrera (es decir, “Jackie Brown” y “Death Proof”), cualquier cosa que dirija Quentin tiene mi beneplácito inmediato, aunque sea Uma Thurman leyendo la guía telefónica de Nueva York (aunque, ahora que lo pienso, quizá eso sería poco diálogo para Tarantino). Y, aunque “Malditos Bastardos” no sea esa obra maestra que él predica por boca del teniente Aldo Raine, sí es su película más hollywoodiense, y la demostración de que ha crecido como director. Aunque siga teniendo el espíritu de un adolescente con mucha mala idea.

MEJOR PELÍCULA

Qué va a ganar: “Avatar”
Porque no sería la primera vez (ni, desde luego, la última) que la Academia premia a un director y una película diferentes, y así todos contentos. Y si bien “En tierra hostil” también ha subido como la espuma en todas las apuestas, me inclino más bien a pensar que los académicos quieran premiar a una gran superproducción como “Avatar”, por mucho que su calidad como película global sea más que discutible. Claro, que también me aventuré con la misma suposición el año pasado, cuando “Slumdog Millionaire” y “El curioso caso de Benjamin Button”, y la cagué de pleno. No me importaría repetir error este año, ya que la película de Kathryn Bigelow es muy superior a la de los superpitufos, pero creo que los tiros van a ir vestidos de azul este año.

Qué debería ganar: “Malditos Bastardos”/“Up”
Mi segundo empate. Ha pasado muchas veces que, cuando dos candidatos se disputaban ferozmente el premio en una categoría, la Academia ha castigado a ambos otorgando la estatuilla a un tercero en discordia. Y, este año, ese tercero es Quentin Tarantino. “Malditos Bastardos” ha subido en las últimas semanas de improbable contendiente a más que posible ganadora, tanto que muchos la sitúan ya por encima de “Avatar” en las apuestas. Aunque dudo mucho que vaya a pasar, juro que si “Malditos Bastardos” gana el Oscar a la Mejor Película lo voy a celebrar con la resaca más grandiosa de mi existencia de semiabstemia.

Por otro lado, no voy a negar que también me encantaría que “Up” ganara el premio en la categoría principal. Sin embargo, dudo mucho que eso vaya a ser posible, ya que la categoría de Mejor Película Animada se creó expresamente para evitar que suceda algo así. Sin embargo, la película de Pete Docter y Bob Peterson es tan extraordinaria, tan bien dirigida, interpretada (aunque sean personajes en 3D), musicada y contada, que merece con todos los honores ser la primera película animada que gana el Oscar a la Mejor Película. Aunque, con darle el Oscar a la Mejor Dirección a una mujer, la Academia ya va a tener bastante avance para los próximos 80 años…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s