T.Original/Año: “Silencio en la nieve” (2012)
Dir.: Gerardo Herrero
Int.: Juan Diego Botto, Carmelo Gómez,  Jordi Aguilar, Gabriele Malinauskaite, Rafa Castejón, Víctor Clavijo, Jorge de Juan, Francesc Orella, Sergi Calleja, Adolfo Fernández, Carlos Blanco, Andrés Gertrúdix

Reconozco que no soy muy dada a ver cine español, sobre todo en salas (aunque este año he hecho varias excepciones, principalmente gracias a Sitges). Por eso me sorprendió a mí misma el que esperase con tantas ganas el estreno de “Silencio en la nieve”, una película que, hasta hace unas pocas semanas, ni siquiera sabía que existía.

Adaptación de la novela “El tiempo de los emperadores extraños”, de Ignacio del Valle (segunda de una serie protagonizada por Arturo Andrade, personaje que en la película interpreta Juan Diego Botto), se trata, ante todo, de un eficaz whodunnit: el soldado raso Andrade, ayudado por el sargento Espinosa (Carmelo Gómez), debe encontrar al autor del macabro asesinato de un compañero, degollado y marcado con la frase “Mira que te mira Dios”. La diferencia, aquí, la marca la ubicación espacio-temporal de la trama: todo sucede en el frente alemán en Rusia, entre los soldados españoles (más o menos) voluntarios que conformaron la llamada División Azul.

La participación española en la Segunda Guerra Mundial, ya sea de uno u otro bando, es un tema que nuestro cine ha tratado poco y mal, siendo “Silencio en la nieve” la primera (que yo sepa) que lo aborda, y además desde una perspectiva no política: a Gerardo Herrero no le interesa meterse en camisas de once varas morales, sino resolver el crimen que es el leit motiv de la trama. Por fin un director de este país se olvida de la Historia para centrarse en la historia, que es lo que suele llevar a la gente al cine. Y se agradece.

La intriga está narrada con tensión y buen hacer hasta los últimos cinco o seis minutos; la resolución de la identidad del asesino, y de la película en general, están aceleradas, como si se hubiesen quedado sin tiempo para explayarse con las explicaciones. Es, posiblemente, la principal pega que se le puede poner a una película que, sin ser redonda, es muy notable, y bastante más interesante que otras propuestas “artísticas” que nos llegan, año tras año, en esta cinematografía nuestra, la mayoría con la Guerra o la Posguerra Civil de fondo, como si no hubiesen habido más conflictos en los que los españoles lucharon, sufrieron y murieron, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s