La Quiniela de los Oscar 2011

Publicado: febrero 20, 2012 en Cine, Premios
Etiquetas:, , ,

Este año me he puesto a tiempo con el tema de la quiniela de los Oscar, así que volveré a hacerla como siempre, comentando quien creo que ganará y quién opino que debería ganar, que no siempre coinciden (es más, la mayoría de veces no coinciden). Vaya por adelantado que, a pesar de que yo soy de las enamoradas de “The Artist”, creo que la Academia se va a decantar por premiar en su lugar a “Hugo”, o, incluso, a “Los Descendientes”, antes que a la cinta de Hazanavicius, más que nada por cuestiones de patrioterismo (aunque quién sabe, a lo mejor se convierte en la nueva “La vida es bella”).

Vamos allá…

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

Quién va a ganar: Woody Allen, por “Midnight in Paris”

Porque si hay algo que sobresalga de esta deliciosa película es sin duda su guión, de lo mejorcito que ha parido Allen en los últimos años (con permiso de “Match Point”, que además es de un género totalmente distinto). Y porque, a pesar de sus tropiezos personales, y de que ya no es el que era, la Academia tiene una deuda personal con Woody, después de llevar 25 años ignorando su trabajo como director y guionista (su último Oscar se lo llevó por el guión de “Hannah y sus hermanas” en 1987). Eso sí, ojito, que el guión de “Tje Artist” ha ganado varios premios de la crítica americana, y hace nada se llevó también el BAFTA. Con lo que le gusta a la Academia abofetear a Woody, tienen la oportunidad perfecta en la película del año.

Quién debería ganar: Woody Allen, por “Midnight in Paris”

Por todo lo dicho, y porque estoy hasta las narices de que se premien dramas, a pesar de la indudable calidad de “Nader y Simin”. Y si tengo que elegir entre “Midnight in Paris”“The Artist”, en esta categoría Woody gana por goleada; a pesar de sus muchas virtudes, el guión de “The Artist” es de lo más flojito de la película.

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

Quién va a ganar: Alexander Payne, Nat Faxon y Jim Rash, por “Los Descendientes”

Porque hay muchísima gente que parece estar enamorada de esta película (supongo que los mismos que no vieron “Election”), y sobretodo porque encaja como un guante en el tipo de películas que le gustan a los académicos. Como segunda opción dejo a “La invención de Hugo”, ya que, teniendo en cuenta que es la gran competidora de “The Artist”, que se premiase el guión de Logan sería el indicador de una posible victoria de Scorsese.

Quién debería ganar: Bridget O’Connor y Peter Straughan, por “El Topo”

Porque el trabajo de este matrimonio (ella, por cierto, falleció poco después de acabar su trabajo, con sólo 49 años) es de las mejores virtudes de un peliculón redondo por todas partes. Sin embargo, es demasiado británico y hay muy pocas explosiones y/o tiroteos para el gusto de los académicos americanos. Qué se le va a hacer.

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Qué va a ganar: “Rango”, de Gore Verbinski

En un año en que Pixar ha tocado hueso por primera vez en mucho tiempo, la competición por su trono parecía que iba a ser feroz. Sin embargo, la calidad de las competidoras de “Rango” (por otra parte, una cinta la mar de simpática y divertida) es tan floja que sólo “Chico & Rita” (película por otra parte demasiado cubana para los gustos académicos) puede hacerle sombra a última hora.

Quién debería ganar: “Rango”

Por todo lo dicho anteriormente, la única de entre las nominadas que merece ganar es la cinta de Verbinski. Hubiese sido otra historia si “Arrugas” estuviera entre las nominadas, pero, visto lo visto… pues eso, que viva el lagartijo de Johnny Depp (con perdón).

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

Quién va a ganar: “Nader y Simin. Una Separación”, de Asghar Farhadi (Irán)

En una categoría en que me faltan por ver dos de las cinco nominadas, voy a apostar al caballo ganador. El divorcio a la iraniana de Farhadi es estupendo, aunque, como me suele pasar siempre en estos casos, no es plato de mi gusto, llamadme vulgar si queréis. Si tuviese que buscarle una competidora directa, aunque sólo sea por motivos políticos (puede que los académicos no quieran premiar a un país como Irán), me inclinaría por la canadiense “Monsieur Lazhar”.

Quién debería ganar: “Nader y Simin. Una separación”

Porque, salvo sorpresa mayúscula (algo que podría pasar vista la situación político-atómica de los últimos días), Farhadi no tiene verdaderos rivales en esta categoría.

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Quién va a ganar: Christopher Plummer, por “Beginners”

Porque el trabajo de Mr.Plummer en esta pequeña gran película es maravilloso, tierno, divertido, dramático… Vamos, todo lo que tendría que ser un trabajo interpretativo premiable. Además, es otro de los actores perpetuamente ignorados por la Academia. Precisamente por eso, el único que le puede aguar la fiesta es el también veteranísimo Max von Sydow, cuyo trabajo es lo mejor de la insoportable “Tan fuerte, tan cerca”.

Quién debería ganar: Christopher Plummer, por “Beginners”

Pues eso, que el trabajo de Plummer es maravilloso, hasta el punto de haber lanzado a una peliculita pequeña como “Beginners”, que probablemente hubiese pasado desapercibida de no ser por él. Además, qué carallo, en el año en que se ha vuelto a poner de moda Sherlock Holmes, ¿qué mejor Sherlock para premiar que el de “Asesinato por decreto”?

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Quién va a ganar: Octavia Spencer, por “Criadas y Señoras”

Porque lo ha ganado casi todo en los premios de la crítica, los Globos y hasta el BAFTA, y premiándola a ella se desquitan por no premiar a su compañera de reparto, Viola Davis, como actriz protagonista. El trabajo de Spencer es bueno (aunque no es una locura), en la que, hasta la llegada de “The Artist”, fue la película del año. Claro que, precisamente por todo eso, su compañera Jessica Chastain puede llevarse el gato al agua en el último momento, sobre todo teniendo en cuenta que ha estado en ¡siete! películas este año, convirtiéndose en la actriz del momento.

Quién debería ganar: Janet McTeer, por “Albert Nobbs”

Aquí voy a apostar por una preferencia personal. La interpretación de Janet McTeer me parece lo mejor de una película de la que esperaba mucho más, por no mencionar que es todo lo que el trabajo de Glenn Close debería haber sido y no es. Aunque sé que no tiene la más mínima posibilidad, es mi interpretación favorita de las nominadas, y casi diría que una de mis favoritas del año.

MEJOR ACTOR PRINCIPAL

Quién va a ganar: Jean Dujardin, por “The Artist”

Cuando empecé a escribir este post di por ganador a George Clooney, mientras que reservé a Dujardin como opción B. Sin embargo, a medida que han ido pasando los días y los premios, he decidido invertir las tornas. Dujardin ha sido el gran beneficiado del exitazo de “The Artist”, se ha llevado decenas de premios, y hay que reconocer que la película se sustenta casi exclusivamente en su buen trabajo. Sin embargo, Clooney es todavía una opción muy a tener en cuenta.

Quién debería ganar: Gary Oldman, por “El Topo”

Aunque me encantó el Dujardin de “The Artist”, si hay una actuación que me tiene el corazón robado este año es la de Gary Oldman. Cuando ya lo creíamos perdido para siempre en su histrionismo, el actor británico nos brinda en “El Topo” una interpretación tan contenida que hace que su comisario Gordon parezca puesto de anfetas, y tan brillante que nos ha devuelto la confianza en su grandioso talento. Como todo lo que rodea a la película de Alfredson, el trabajo de Oldman es simplemente sensacional.

MEJOR ACTRIZ PRINCIPAL

Quién va a ganar: Meryl Streep, por “La Dama de Hierro”

Ya no hay quien lo dude. Y eso jode, porque por bueno que sea el trabajo de doña Meryl (que tampoco lo veo yo tan excelso como lo han querido vender), la película es un pestiño de dimensiones bíblicas. La Academia tiene una cansina tendencia a nominar a la Streep por cualquier cosa que hace (os recuerdo que la nominaron por aquel bodrio llamado “Música del corazón”), y, francamente, sólo por eso ya me provoca rechazo. Viola Davis podría dar la sorpresa en el último momento, pero cada vez es menos probable.

Quién debería ganar: Michelle Williams, por “Mi semana con Marilyn”

Vale, la película tiene sus fallitos, empezando por un protagonista muy poco carismático. Sin embargo, Williams está de escándalo encarnando (y nunca una palabra estuvo mejor usada) a la mismísima Marilyn. Nadie creía posible que una actriz de hoy día pudiese canalizar a la Monroe en toda su humanidad, más allá del sex symbol y/o el estereotipo de la rubia tonta, pero Williams lo consigue de forma espléndida. La Academia (y Meryl) harían bien en dejar paso a las nuevas generaciones, si son de la calidad increíble de Michelle Williams. ¿Se me nota mucho que la adoro?

MEJOR DIRECTOR:

Quién va a ganar: Martin Scorsese, por “La invención de Hugo”

Como se ha ido viendo a medida que se sucedían las entregas de premios, la auténtica competidora de “The Artist” es la película que le ha abierto a Scorsese las puertas del 3D. Y puestos a premiar a un homenaje al cine, es fácil que los académicos se inclinen por premiar al homenaje americano, y de paso (volver a) resarcir a Scorsese de años y años de injusticias. De todas formas, tanto Michel Hazanavicius como Alexander Payne siguen siendo dos competidores muy a tener en cuenta.

Quién debería ganar: Michel Hazanavicius, por “The Artist”/Woody Allen, por “Midnight in Paris”

Como no he visto aún “La invención de Hugo” no puedo juzgarla, así que optaré por un empate entre las dos películas cuya dirección más me ha gustado: “The Artist”“Midnight in Paris”. Con sus muchas diferencias (y alguna que otra similitud), ambas han conseguido emocionarme, hacerme reír y soñar, además de hablar de temas con los que me siento profundamente identificada: el cine, París, el deseo de escapar de la realidad, el desengaño. En un año en el que se ha estrenado tanta porquería (como siempre, por otra parte), que un veterano como Allen y un (relativo) desconocido como Hazanavicius hayan conseguido dos joyitas como las suyas es de agradecer, y mucho.

MEJOR PELÍCULA

Quién va a ganar: “The Artist”, producida por Thomas Langmann

Es la película del año, de la que todos hablan y de la que, salvo excepciones, todos están enamorados. El canto al cine del tándem Hazanavicius-Dujardin ha convencido incluso a los más escépticos, y pocos son ya los que no la dan por ganadora segura. La sorpresa de última hora podría darla “La invención de Hugo”, de temática muy parecida pero de estilo mucho más americano; por otro lado, si los académicos deciden ponerse en plan más gafapasta podrían beneficiar a “Los Descendientes”, aunque sus opciones se apagan conforme se acerca la fecha de la gala. La batalla final está entre George Valentin y Hugo Cabret, aunque todo parece indicar que la ganará el mudo que más corazones ha robado desde Rodolfo Valentino.

Quién debería ganar: “The Artist”

De nuevo parto sin haber visto “La invención de Hugo”, pero, dado que soy de la opinión que el 3D tal como se vende hoy día es un camelo, prefiero el ejercicio visual y sentimental de Hazanavicius, parido con muchos menos medios pero con ganas, profesionalidad y unas enormes dosis de talento. No digo que “La invención de Hugo” no las tenga, que seguro que las tiene visto quiénes hay detrás, pero dudo que esté a la altura de obras del calibre de “Taxi Driver”“Toro Salvaje”“Uno de los nuestros”, que no recibieron reconocimiento alguno; que la Academia premiase ahora a Scorsese sería su reconciliación final (ya la iniciaron premiando “Infiltrados”), pero también una soberana hipocresía. Aunque, viniendo de los académicos, nada me extraña ya…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s