Crítica: Stoker

Publicado: marzo 4, 2013 en Cine, Críticas
Etiquetas:, , , , , ,

Stoker-poster

T.Original/Año: “Stoker” (2013)
Dir.: Park Chan-Wook
Int.: Mia Wasikowska, Matthew Goode, Nicole Kidman, Jacki Weaver, Dermot Mulroney, Lucas Till, Ralph Brown, Alden Ehrenreich, Phyllis Somerville, Wendy Keeling, Lauren E. Roman, Tyler von Tagen

Reconozco que no soy muy aficionada al cine oriental. No suelo conectar con su estilo, ni narrativo ni visual (lo que no sé si me convierte en una ignorante cinematográfica o en un ser sin alma, imagino que los más hipsters del lugar dirán que sí). Sin embargo, si hay un director del género (porque no nos engañemos, el “cine oriental” ya es un género en sí mismo) que ha conseguido atraparme al menos un par de veces, es el surcoreano Park-Chan Wook. Entré en su cine de la mano de su película más conocida, “Oldboy”, que me dejó KO y que, para quien esto escribe, es la madre de todas las historias de venganza por muy tozudo que se ponga Tarantino. Unos años después vi “Thirst”, película de vampiros perturbadora, sugerente y visualmente fascinante. Como digo, no he visto nada más, pero esas dos cintas fueron suficientes para disparar mi interés por su debut hollywoodiense, “Stoker”.

No me voy a extender explicando el argumento de “Stoker”, en parte porque ya se ha hablado lo suficiente de él, y en parte porque creo que es importante verla sabiendo lo mínimo posible acerca de ella. Mencionar, eso sí, lo que (casi) todo el mundo sabe: que el guión es obra del actor Wentworth Miller, el Michael Scofield de “Prison Break”, que se aupó a la quinta posición de la Black List hace un par de años (por encima de, por ejemplo, “Argo”“Margin Call”). Ignoro hasta qué punto se ha respetado lo escrito por Miller, pero lo cierto es que el desarrollo de historia y, sobre todo, de personajes es uno de los principales problemas de la película. Acostumbrados a los extraños y fascinantes personajes creados por Park-Chan Wook, el trío protagonista de “Stoker” se queda meramente en “extraño”, sin que se nos permita entrar en sus psiques, en entender sus acciones y sus motivos. Y cuando se intenta, el resultado se queda en una trama que podría haber salido de un telefilm Hallmark.

En el apartado interpretativo, sale victorioso Matthew Goode, cuyo tío Charlie resulta tan atractivo como perturbador y morboso, incluso cuando el guión empieza a bordear peligrosamente los tópicos más sonrojantes. A su lado, Mia Wasikowska se ve apagada y poco adecuada para el personaje que interpreta, que debería exudar una sexualidad reprimida sólo a medias, y que se queda en una mezcla más o menos aceptable de Miércoles Addams y la Carrie de Brian DePalma. Posiblemente el personaje hubiese salido ganando en manos de la primera actriz que sonó para el papel, Carey Mulligan (a “Shame” me remito). Y Nicole Kidman… pues entre un papel poco agradecido (lo que hace ya lo hizo Shelley Winters en “Lolita” hace cincuenta años, y lo hizo muchísimo mejor) y la total falta de expresividad que el botox le ha dado a su cara, se convierte en una estatua parlante que poco aporta a la historia, aunque no debería ser así.

Vayamos con las cosas buenas, que las tiene. La dirección de Park-Chan Wook es impecable, bellísima, con un uso de la fotografía (obra de su colaborador habitual, Chung Chung-Hoon) y los planos atípicos que resultan todo un festín para la vista. Y, a pesar de las restricciones impuestas, hay que reconocer que el realizador se atreve a ir más allá de lo habitual al hablar de temas tan “sensibles” como el sexo, la muerte o las relaciones familiares turbulentas, por las que Hollywood suele pasar de puntillas, cuando no las ignora de pleno. También cuenta con una banda sonora espléndida, sensual y envolvente, que propicia uno de los momentos que más comentarios provocarán: una escena que, sin entrar en detalles, ha sido descrita como “piano sex”, y que va acompañada por la única pieza de la partitura compuesta por Philip Glass (“Las Horas”“El Show de Truman”), quien sería luego reemplazado por Clint Mansell (“Requien por un sueño”, “Moon”).

Entonces, ¿es “Stoker” una mala película? No. ¿Es una película fallida? Sí, y mucho. Lo que tenía que resultar en la traducción a los códigos cinematográficos occidentales del universo perturbador de Park Chan-Wook, se queda en una película que va a medio gas. Que intenta ser provocadora (y a veces lo consigue), pero que se censura a sí misma. Que tiene un envoltorio terriblemente atractivo, pero un contenido escaso y frustrante. Es, en definitiva, un precioso cuadro, demasiado hermoso para estar colgado en un museo de tres al cuarto, pero no lo suficientemente bueno como para llegar a una galería nacional.

Anuncios
comentarios
  1. bishop2 dice:

    Wurtz3l, pues si no has visto Deseando amar, ya tardas… 🙂 Algo precioso. Saludos.

  2. wurtz3l dice:

    Es una de esas que siempre he tenido pendientes de ver. Le echaremos un vistazo. Un saludo!

  3. Beto L dice:

    Eh? Deseando amar (In the mood of love según su título en inglés) es de Wong Kar Wai. Esta pelicula es de Park Chan Wook. Me parece el comentario anterior (y su respuesta) ha confundido a ambos geniales surcoreanos?

  4. wurtz3l dice:

    Más bien creo que es una recomendación de cine oriental así en general, ya que comentaba al principio de la crítica que no soy muy aficionada.

  5. bishop2 dice:

    Efestivamente, Beto. Es como dice Wurtz3l.

  6. Permeret dice:

    Tanto eufemismo por no dar una mala critica!!!! Comprendo que puede haber incondicionales como los hay del cine chino o francés, pero lo de esta película es INFUMABLE.
    El ambiente es pseudo gótico con una música mala o ausente, una fotografía regular y un argumento manido. Te pasas toda la película esperando que ocurra algo, que no ocurre, e intentando entender los cambios de plano y los detalles (para nada porque aunque cojas el simbolismo como el del puesto de caza… No viene al caso).
    Al final no pasa nada, ha insinuado cosas que no ocurren para engancháramos y nada. MALA De narices.
    Parece que intenta hacer terror a lo gótico con una estética antigua, sin argumento, y fijándose más en el manga que en las fuentes como Poe y lovecraft (no parece que las conozca).
    Resumen: si no ereader la secta de seguidores, no derroches el dinero, cualquiera mejor.

  7. wurtz3l dice:

    Uffff, a mí no me gustó especialmente, pero tampoco la encontré infumable. Y como he comentado, no soy precisamente de la “secta” de adoradores del cine oriental (decir que tengo poca idea es quedarse MUY corto).

    Sí me pareció estéticamente interesante, aunque el guión sea nada y menos. Pero no estoy usando eufemismos por no dar una mala crítica, simplemente es mi forma de escribir. Que será mejor o peor, pero nunca excuso lo que no me parece excusable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s