Archivos de la categoría ‘Mis escenas favoritas’

Hoy los yankees celebran eso tan americano que se ha llamado en dar el “Thanksgiving Day”, o Día de Acción de Gracias, que básicamente consiste en celebrar cómo esa secta de chalados que eran los puritanos (a los que ya habían echado de Inglaterra por intentar más o menos lo mismo) llegaron a lo que serían los Estados Unidos allá por 1620, y se pusieron a machacar indios como si fueran sandías.

Como el cine y la TV ya nos han dado bastantes muestras de lo maravilloso, feliz y empalagosamente genial que es la puñetera celebración de la masacre llevada a cabo por los padres peregrinos, yo me quedo con esa muestra de terrorismo cinematográfico y cultural que es “Thanksgiving”, el falso trailer dirigido por Eli Roth para el díptico “Grindhouse”. En él, además de a un montón de actores desconocidos, podemos ver a Jordan Ladd (la protagonista de “Grace”, que también aparece en el segmento de Tarantino), Michael Biehn (a.k.a. Kyle Reese, y al que vemos en el segmento de Rodríguez), y al propio Eli Roth. Con un poco de suerte, Roth cumplirá su amenaza y convertirá el trailer en una película real, al estilo de lo que ha pasado con “Machete”.

Pues nada, ahí os dejo con el trailer de “Thanksgiving”, y ya sabéis, feliz Acción de Gracias.

Anuncios

Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación.

guy_fawkesTal día como hoy, hace 404 años, Guy Fawkes y varios católicos más estuvieron a punto de mandar por los aires el Parlamento británico, y al rey Jacobo I con él, durante la ceremonia de apertura anual. Lamentablemente (porque la locaza de Jacobo fue un pésimo rey) la llamada Conspiración de la Pólvora fracasó, todos fueron ejecutados, y la mala gestión de Jacobo y de su aún más inútil hijo, Carlos I, llevó a una sangrienta guerra civil y a que un psicópata fanático llamado Oliver Cromwell gobernara Inglaterra durante cinco años.

La cuasi gesta de Fawkes, no obstante, se sigue celebrando hoy. La llamada Guy Fawkes Night, donde se encienden hogueras y se realizan exhibiciones de fuegos artificiales, debe de ser la única celebración del mundo que conmemora un intento de regicidio (lo de los franceses no cuenta).

v_de_vendetta_planeta_2006Pero si la cultura pop le debe algo a Guy Fawkes es “V de Vendetta”, una de las numerosas obras maestras paridas por Alan Moore. Amante y buen conocedor de la cultura y la historia de su país, Moore utilizó la figura de Fawkes para crear a V, uno de sus personajes más memorables, luchador incansable contra la tiranía en una sociedad opresiva, dictatorial y distópica que se parece sospechosamente (o no tanto) a la Inglaterra gobernada con mano férrea por Margaret Thatcher allá en los ’80, cuando se publicó la novela gráfica. Anarquista, radical, burlón, V no es un héroe al uso, ni sus ideas son políticamente correctas (a pesar de que yo sí comulgo con su política de combatir el fuego con fuego).

“V de Vendetta” fue adaptada al cine en 2006, dirigida por James McTeigue y protagonizada por Hugo Weaving, Natalie Portman, Stephen Fry, Stephen Rea y John Hurt, todos arropados por los hermanos Wachowski. Sin llegarle al cómic ni a la suela de los talones, es probablemente la mejor adaptación de una obra de Moore, beneficiándose sobre todo del carisma de Weaving como V, a pesar de que no se le vea la cara ni una sola vez en toda la película. Y para celebrar este 5 de noviembre a mi manera (ya que no puedo montar una hoguera en plena calle), he aquí mi escena favorita de “V de Vendetta”: ese discurso que V lanza a los ciudadanos de Londres, instigándoles a celebrar el cinco de noviembre más salvaje de la historia:

Dada la fiebre Tarantino que se respira desde el estreno de “Malditos Bastardos” no podía empezar la sección de ninguna otra forma. Tarantino es, hoy por hoy, uno de los mejores creadores de personajes femeninos que hay en Hollywood (le pese a quien le pese), y Beatrix Kiddo, a.k.a. La Novia es, sin lugar a dudas, su mejor creación femenina. En su búsqueda de venganza arrasará con todo lo que se cruce en su camino y pateará culos a mogollón, incluidos los de los 88 Maníacos (que en realidad no son 88, pero ¿a que mola el nombre?) en una de las escenas más salvajes, divertidas y disfrutables que he tenido oportunidad de ver en un cine en años. La Novia es la chica más guerrera del cine, toda una declaración por parte de Tarantino al género femenino como pateadoras de culos tan efectivas o más que los hombres, y, sin duda, mi personaje favorito de todos los que ha creado QT. Sólo por esta escena ya lo merece, aunque hay mucho, mucho más:

Por cierto, que Tarantino ha comentado en un programa italiano que habrá un “Kill Bill vol.3”, y lo hizo con un entusiasmo que hace que se me salten las lágrimas de pura emoción. También dijo que “tal vez” haya una precuela de “Malditos Bastardos”, y cerró la puerta definitivamente a una película sobre los hermanos Vega (se siente, fans). ¡Que se ponga a trabajar ya!