Archivos de la categoría ‘Frikadas varias’

Reconozcámoslo, el friki es una criatura difícil de impresionar, en lo que al género de terror se refiere. Ha tragado tanta mierda -de la buena, de la mala y de la peor-, y en tantos tamaños, colores y formas distintos, que hay que ser muy hábil para hacer que se asuste, y ya no digamos para que pase miedo de verdad. Sin embargo, detrás de todo friki veterano que ni parpadea ante el enésimo susto, hubo una vez un niño acojonado que se escondía detrás del sofá cada vez que sus terrores favoritos aparecían en pantalla. Estos fueron -en algunos casos, aún son- algunos de los míos.

(más…)

Y no, no es una broma. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense ha incluido en el blog de salud pública de su página web un artículo, titulado Preparedness 101: Zombie Apocalypse, sobre cómo prepararse para un posible apocalipsis zombie.

Por supuesto, no es nada que cualquier friki no sepa ya: kits de comida, agua, herramientas y otros elementos básicos, diseño de un plan de emergencia y una ruta de evacuación detallada, etcétera. Sin embargo, y como institución gubernamental poco preparada que son, cometen el fallo de aconsejar a la población que a) busquen un campo de refugiados donde no haya zombies y b) confíen en que el CDC y las autoridades harán su trabajo de forma eficaz.

Venga, hombre. Cualquiera mínimamente preparado sabe que un campo de refugiados es un foco potencial de infección zombie, además de otras enfermedades y de acciones violentas. Mejor grupos reducidos, que además se pueden mover más rápido en caso de tener que salir corriendo. Por otro lado, los del CDC y similares (y no digamos ya las autoridades) siempre han demostrado ser profundamente incompetentes en este tipo de casos, y además, por motivos obvios, los médicos serían de los primeros en caer.

Pues eso, que cuando llegue el apocalipsis zombie -que no es SI llega, sino CUANDO llegue-, no le hagáis mucho caso al CDC, que está claro que no están muy informados sobre el tema. Mejor buscáis a vuestro friki de cabecera y seguís sus consejos (no veáis lo solicitado que va a estar Max Brooks). Por vuestra propia seguridad…

Este fin de semana se han entregado, como cada año, los Premios Ig Nobel. Para quien no los conozca, se trata de unos premios anuales que concede la Universidad de Harvard, a través de la organización Improbable Research, y que premia a los trabajos de investigación más bizarros, coñones y al mismo tiempo provocadores de reflexión del año. La ceremonia fue conducida por Marc Abrahams, editor de la revista de la organización, Annals of Improbable Research, y contó con la presencia, como invitados especiales, de cinco ganadores del auténtico premio Nobel y del escritor Neil Gaiman, que tuvieron a bien probar el sujetador-máscara que ganó uno de los premios el año pasado.

Neil Gaiman es el del centro

A continuación, la lista de los ganadores, que incluye a gente que ha investigado temas tan apasionantes como la felación en el murciélago de la fruta, o que los síntomas del asma mejoran en una montaña rusa.

(más…)

La web de “Scott Pilgrim vs. the world” pone a la disposición de todo aquel friki con tiempo libre y aburrimiento de por medio un creador de avatares para que os scottpilgrimicéis a gusto. Es una tontada como una casa, pero te echas unas risas. Servidora ya lo ha probado, y ha quedado tal que así:

Las 11 caras del Doctor… Hoo

Publicado: junio 18, 2010 en Frikadas varias, TV
Etiquetas:, ,

O si el habitante más famoso de Gallifrey fuese un búho. Creado por pu-sama en DeviantArt.

No me digáis que no son una monada…

¿Recordáis que hace unos meses pudimos ver la colección de zapatillas deportivas Star Wars Collection? Pues sus responsables, la firma alemana Adidas, han empezado la promoción de las mismas, y lo han hecho por la puerta grande. Concretamente, cogiendo la ya célebre escena de la cantina de “La Guerra de las Galaxias” y, con un poco de Flame aquí y allá, retocarla bastante. Y los resultados son francamente divertidos.

Además de meter más de una referencia al próximo Mundial de Fútbol de Suráfrica, nos encontramos con toda una serie de caras conocidas… y no todas son del universo warsero. Desde el cantante de Oasis, Noel Gallagher, hasta los integrantes del grupo Daft Punk, pasando por la cantante Ciara, el cómico Jay Baruchel, el futbolista/modelo/actor/loquesea David Beckham y el rapero Snoop Dogg. Y, por supuesto, Han Solo y Obi-Wan Kenobi -a Luke se lo han ventilado para sustituirlo por Dogg, que mola más y gasta más malos huevos-. Todo un homenaje al universo de George Lucas, con momentos tan divertidos como Baruchel disparando accidentalmente el arma que mata a Greedo (porque todos sabemos que Beckham no tiene lo que hay que tener para hacerlo), o Snoop Dogg blandiendo un sable láser, molón como él solo. Que lo disfrutéis.

¿Os apetece cambiar de aires? ¿Qué tal una mudanza a Amityville, en el estado de Nueva York? Es un pueblo costero tranquilo, pequeño (menos de 10.000 habitantes) y pacífico, que hará las delicias de aquellos que buscan un lugar con encanto para vivir. Allí, en el número 112 de Ocean Avenue, os espera una hermosa casa de estilo colonial holandés, que es ideal para albergar a una gran familia: tres plantas, seis habitaciones, con piscina y embarcadero propio, además de algo más de un kilómetro cuadrado de terreno propio. No me digáis que no es una maravilla.

Bueno, vale, nada es perfecto. La casa en cuestión ES la célebre “casa de Amityville” (como si no hubiese otra en todo el pueblo), considerada una de las casas encantadas más famosas del mundo, y escenario de una terrible matanza familiar en los años ’70. Además de protagonista indiscutible de “Terror en Amityville”, sus innumerables secuelas y su descafeinado remake.

La casa saltó a la fama la madrugada del 14 al 15 de noviembre de 1974, cuando Ronnie DeFeo, de 17 años, asesinó a tiros a toda su familia (padres y cuatro hermanos) después de haberlos sedado la noche anterior con somníferos. Lo hizo, según dijo, poseído por una fuerza sobrenatural que le impelía a acabar con las vidas de sus familiares. Ronnie cumple actualmente seis penas consecutivas de 25 años cada una por asesinato en segundo grado, y todas sus peticiones de libertad condicional han sido rechazadas.

Pero la historia tan sólo acababa de comenzar. Trece meses después de los asesinatos, otra familia se mudaba al 112 de Ocean Avenue. Eran George y Kathleen Lutz, que se habían casado unos pocos meses antes y compraron la casa por la irrisoria cifra de 80,000 dólares. La pareja se mudó allí, junto a los tres hijos que Kathleen tenía de un matrimonio anterior, el 23 de diciembre de 1975. Sólo permanecerían en la casa 28 días.

Tras saber de los asesinatos, los Lutz quisieron que la casa fuese bendecida por un sacerdote católico; cuando el sacerdote, Ralph Pecoraro, inició la bendición, una voz sonora le espetó “LÁRGATE DE AQUÍ”. Aunque el padre Pecoraro trató de avisar a los Lutz que se mantuviesen alejados de la habitación donde había oído la voz, no pudo convencerlos y, quién sabe si debido al estrés o a otros factores menos mundanos, sufrió un fuerte acceso febril y una erupción de llagas pocos días más tarde. Y ahí se desató el infierno: plagas de moscas (a pesar de estar en invierno y en el estado de Nueva York, uno de los más fríos de USA), pesadillas, malos olores provenientes de lugares en los que no podía oler a nada, ruidos escalofriantes, un barro viscoso supurando de las paredes y hasta la imagen de un… ¡cerdo fantasmagórico! Finalmente, la noche del 14 de enero de 1976, los Lutz abandonaron a toda prisa la casa junto a sus hijos, dejando la mayor parte de sus posesiones atrás. Nunca quisieron explicar qué sucedio aquella noche, pero no volvieron a recoger sus cosas; en su lugar, enviaron a una empresa de mudanzas.

En septiembre de 1977, el escritor Jay Anson publicó “The Amityville Horror”, donde se detallaba la terrorífica peripecia de la familia Lutz, y que sería llevado al cine dos años más tarde por Stuart Rosenberg (“La leyenda del indomable”), con James Brolin, Margot Kidder y Rod Steiger como George, Kathleen y el padre Pecoraro, respectivamente. La película tuvo hasta siete secuelas, y un pobre remake, dirigido en 2005 por Andrew Douglas, con Ryan Reynolds, Melissa George y Philip Baker Hall como protagonistas.

Hoy, podéis comprar la casa en la que todo pasó. Si es que os atrevéis, y si tenéis 1’15 millones de dólares, que es lo que vale la casa en cuestión. Veremos quién es el valiente que se atreve… y cuánto dura viviendo allí.