Posts etiquetados ‘john landis’

Reconozcámoslo, el friki es una criatura difícil de impresionar, en lo que al género de terror se refiere. Ha tragado tanta mierda -de la buena, de la mala y de la peor-, y en tantos tamaños, colores y formas distintos, que hay que ser muy hábil para hacer que se asuste, y ya no digamos para que pase miedo de verdad. Sin embargo, detrás de todo friki veterano que ni parpadea ante el enésimo susto, hubo una vez un niño acojonado que se escondía detrás del sofá cada vez que sus terrores favoritos aparecían en pantalla. Estos fueron -en algunos casos, aún son- algunos de los míos.

(más…)

T.Original/Año: “An American Werewolf in London” (1981)
Dir.: John Landis
Guión: John Landis
Int.: David Naughton, Jenny Agutter, Griffin Dunne, John Woodvine, Lila Kaye

SINOPSIS

David y Jack son dos amigos americanos que están recorriendo Europa. En Inglaterra, primera parada de su viaje, son atacados por un extraño animal que mata a Jack y deja malherido a David; una vez en Londres, el joven empieza a tener extrañas pesadillas en las que se ve a sí mismo cazando y transformándose en un monstruo. Muy pronto, Jack empieza a aparecérsele diciéndole que va a convertirse en un hombre lobo, y que la única forma de evitarlo es matándose; aunque al principio David cree estar volviéndose loco, con la siguiente luna llena comprobará que, a veces, las supersticiones pueden ser aterradoramente reales…

EL COMENTARIO

Aprovechando la (horrorosa, por otra parte) noticia del próximo remake de “Un hombre lobo americano en Londres”, es momento de reivindicar el gran clásico de John Landis y la que es, junto a “Aullidos”, la mejor película de hombres lobo de la historia. Y punto.

Para conocer el origen de la película tenemos que remontarnos a 1969, año en que un jovencísimo Landis (19 añitos tenía el muchacho) se encontraba trabajando como asistente de dirección de “Los violentos de Kelly” en Yugoslavia. Al parecer, un encontronazo con un grupo de gitanos que realizaban un ritual “para que un muerto no se levantase de la tumba” le dio la idea de poner a un chico de su edad en esa situación. Ese mismo año, Landis escribió un primer borrador del guión, pero como no se podía permitir venderlo, sobre todo debido a su edad e inexperiencia, decidió guardarlo en un cajón y esperar mejores tiempos. Más de una década después, y tras obtener el éxito gracias a “Animal House” y “Granujas a todo ritmo”, Landis se decidió a poner en imágenes su proyecto de adolescencia.

(más…)